sábado, 13 de septiembre de 2008

Vincent y el color


Retrato de una mujer en azul
Amberes, diciembre 1885



"...Los estudios de otros ( alumnos) tienen mas o menos el mismo color que la carne, y vistos de cerca dan entonces muy exactamente la impresión - pero cuando se retrocede un poco, se vuelven penosos de ver, y chatos - todo ese rosa y ese amarillo fino, etc, delicado por sí mismo, da un "efecto producido" excesivamente duro. Lo mío, visto de cerca, es de un rojo verduzco, gris-amarillo, negro y muchos tintes neutros, y generalmente colores inclasificables. Pero se vuelve exacto, cuestión de color aparte, cuando se retrocede un poco, y entonces el aire circula alrededor y hay en el interior una especie de ondulación luminosa. Además, el más mínimo punteado de color con el cual se hubiera eventualmente velado, se pone a hablar..."

Vincent
Amberes, 1885/1886

4 comentarios:

mirtha le grande dijo...

Claro, claro, claro, el color intrinseco a la forma que despues de todo es la que termina de motivar la expresion o la explosion, segun el caso, cuestion es que la motiva. Imaginemos un cuadro sin color, ni forma, como una puesta en escena de la nada,del mismisimo vacio, sería tristisimo, verdad?
Alabemos, pues, el color

Anónimo dijo...

que hermoso y gracias por estas palabras

Anónimo dijo...

para cuando la actualización ?

tfnu

Anónimo dijo...

ufa