viernes, 26 de marzo de 2010

a partir de Vincent viajé a Amsterdam

A partir de Vincent viajé a Amsterdam.
Llegué muy focalizada en lo que me interesaba : ir al Museo Van Gogh y al Rijksmuseum ( http://www.rijksmuseum.nl/ ). Pero apenas empecé a caminar  entre las callecitas y los canales supe que había sucumbido absolutamente al encanto de esta ciudad...
Al otro dia de llegar fui a ver la obra de Vincent, bien temprano. Las puertas abren 10 hs y mi ticket marca 10.03...y alli estaba, finalmente por primera vez despues de tantos años, sumergiéndome cara a cara en las pinturas de Vincent.
Conociendo muy bien su obra, pero básicamente en reproducciones, descubrí cosas que incluso habia leido hasta el cansancio, pero evidentemente nada se compara con la vivencia.
     Siempre supe que la cantidad de materia que utilizaba era mucha, pero nunca imaginé que tanta. En algunas zonas son verdaderos relieves generadores de sombras magistrales. El famoso "directo del pomo" es asi, literal.  Me acerqué mucho, muchísimo para ver esto, porque lamentablemente ( y esto fue una gran desilusión) todas las obras tienen vidrio, y a simple vista y un poco alejado, tienen un ligero recuerdo a reproducción.
    Otra cosa interesante es la proporción real de los cuadros en relación a lo que uno ve en los libros. Uno en especial me sorprendió. Este autorretrato con sombrero, el cual copié con pasión adolescente para un trabajo en el colegio ( hace muchisimos años), es mucho mas pequeño de lo que siempre imaginé.
Mi visita estaba cargada de una inevitable emoción, pero hay algo en el recorrido de la mayoría de los grandes museos del mundo, que impide la instrospección y el tiempo necesarios para observar de verdad. Y es la cantidad de gente. Como dije, llegué temprano y cuando entré no habia tanta gente, digamos que se podia circular y mirar los cuadros con tranquilidad. Pero claro, en cada cuadro me "demoraba" bastante y las personas se iban amontonando alrededor mío cada vez mas. Cuando terminé de ver toda la obra, horas despues, quise volver para ver algunas que me interesaban especialmente. Imposible, o casi...Me horrorizé al ver a la gente pasar caminado ante cada cuadro dentro de una fila interminable. Lo cual me llevó a pensar en el verdadero significado de ir a un museo para ver obra de arte o grandes exposiciones.
Pero eso es para otro post.




8 comentarios:

Lord Ch. dijo...

"Siempre supe que la cantidad de materia que usaba (utilizaba?)era mucha, pero nunca imaginé que fuera tanta. En algunas zonas son verdaderos relieves, generadores de sombras magistrales..."

Buen texto estimada Carolina
Felicitaciones

Victoria dijo...

Qué buen viaje Carolina! Yo estuve el año pasado. Además de las obras de Vincent, Amsterdam me fascina.

GV dijo...

Hola Carolina, si Dios quiere iré a Amsterdam el 31 de mayo del presente, me viene muy bien tu observación sobre los horarios y visitas del museo, algo parecido me pasó en Madrid con la retrospectiva que hicieron en el Prado de Sorolla, a pesar de controlar el aforo el gentío era insufrible, no disfruté nada la exposición. Lo único que he visto de Vincent fue una expo que hicieron en el Museo Thyssen "Los últimos paisajes" de su etapa en Auvers, a mi también me impacto la cantidad de materia y el precioso vigor de sus trazos, ¡malditos vidrios! yo también me llevé una gran decepción. Lo que me quedó claro, y es algo que no he leído en ningún libro, es esta curiosa observación: retocaba los cuadros una vez secos. (por lo que creo que cuando pintaba al aire libre hacía un apunte rápido, para luego trabajar en el estudio).
Un saludo.

Ana Márquez dijo...

Qué suerte tienes!

eralamaga dijo...

Ay Caro! Espero que contarlo sea un poquito como volver alla. Que buen viaje, aunque te mereces muchos mas, gracias por traernos un poquito de Vincent y compartirlo!!
besos!!!!!

Carolina Araya dijo...

GV, que bueno que puedas ir a Amsterdam! yo ya estoy pensando en que voy a volver...
Con respecto al modo que Vincent trabajaba al aire libre, en sus cartas cuenta que por ejemplo salio muy temprano y volvio con el cuadro terminado, húmedo bajo el brazo, o que hacia un cuadro por día ( sobre todo en la época de Arles, en primavera). Por supuesto que tambien pintaba en su taller a partir de bocetos del exterior, pero me parece que dependía mucho del clima, o cuando estaba viviendo en París. No he leído nada especificamente sobre el tema, pero me puedo basar en la mejor fuente, que es el propio Vincent.
Saludos!

Anónimo dijo...

Estuve en el museo Van Gogh, no puedo describir la emocion y el llanto que me surgio frente a sus cuadros.
Luego de mi vuelta a Argentina, lei que hay varios cuadros de Vincent en un museo cerca de la ciudad de Arnhem, en la que estuve sin saber que habia mas Vincent para ver ahi tambien. Les paso el dato para aquellos que vayan a Holanda. Saludos!
Ani

Carolina Araya dijo...

Gracias Ani!