domingo, 24 de febrero de 2008

La sinceridad como camino


En julio de 1882, Van Gogh se situó a sí mismo, como a un artista alejado del público: "Antes o después el sentimiento y el amor por la naturaleza surgen en la gente interesada en el arte. Es deber del pintor dejarse absorber absolutamente por la naturaleza y usar toda su inteligencia para expresar su sentimiento en su obra y que los demás puedan entenderla. En mi opinión, trabajar para el mercado no es exactamente el buen camino; al contrario, es burlarse de los amantes del arte. Los auténticos pintores no lo hicieron; la simpatía que al final merecieron fue consecuencia de su sinceridad."

5 comentarios:

Anónimo dijo...

si muchos artistas eligirian el camino de la siceridad, quedarian muy pocos

Anónimo dijo...

Ah...1882, que épocas aquellas en las que el vil metal no lo ensuciaba todo ( incluidas las telas de los pintores )

Hoy ya no existen las personas que hagan las cosas por ¨amor al arte¨. O si, pero son una especie en vias de extinción.

Nicolás

Caro dijo...

La palabra clave es SINCERIDAD

Anónimo dijo...

En Japón, el término usado para Sinceridad, se pronuncia "makotto", y su traducción más aproximada significa: "Correspondencia de los actos con las palabras"

Víctor Aranda García dijo...

Gracias por recordarnos pensamientos tan acertados como éste de Van Gogh... Pero, ¿no crees que es inevitable la melancolía si lo leemos en clave actual, en el mundo y en el arte?